NOTICIAS

Arquitectura03 de septiembre de 2010

Pereda Pérez Arquitectos entre los ganadores de los concursos para centros polivalentes en el Pirineo

El jurado, formado por técnicos de la sociedad pública Nasursa ha tenido en cuenta para su fallo que los diseños sean funcionales y que las propuestas resulten sostenibles, económicas y con calidad técnica, tanto en su construcción y en su mantenimiento

El Gobierno de Navarra ha resuelto el concurso de ideas para la construcción de tres centros polivalentes de empresas y servicios en el Pirineo, que se ubicarán en los polígonos industriales de Urrobi (Erro), Burgui e Iciz (Gallués) y que darán servicio a los valles de Erro-Aezkoa, Roncal y Salazar, respectivamente.
 
Entre las más de cien propuestas presentadas, han resultado ganadores los proyectos “Caracruz”, impulsado por la UTE formada por Juan José Peralta Gracia y Andrés Ayesa Pascual para el valle de Roncal; “Pirineando”, presentado por el estudio Pereda Pérez Arquitectos para los valles de Erro y Aezkoa; y “Contexto”, promovido por la UTE formada por Julio de la Fuente Martínez y Natalia Gutiérrez Sánchez para el valle de Salazar.
 
Una vez resuelto el concurso, se ponen ahora en marcha los trámites para la redacción de cada uno de los proyectos por parte de los equipos ganadores, quienes también se encargarán de la dirección de la obra.
 
Desde Scalae hemos trasladado nuestro cuestionario para ganadores de concursos al estudio Pereda Pérez arquitectos; aquí su respuesta y un extracto de la memoria del proyecto:
 
1- Principios: ¿Qué pensáis que ha determinado que el jurado se haya decantado por vuestra propuesta?
 
Que sea una propuesta sencilla y nítida en su planteamiento y que la propuesta apuesta por el compromiso y equilibrio entre la estandarización y la imagen icónica y culturalmente reconocible.

2- Proceso: ¿Qué condiciones consideráis favorables para que el proyecto se desarrolle de acuerdo a lo previsto?
 
Desarrollar un proyecto muy bien definido, que la propiedad, como es el caso, apueste por la calidad arquitectónica y encontrar posteriormente un constructor que entienda lo que pretendemos construir.
 
3- Resultado: ¿Cuáles pensáis que son las principales capacidades transformadoras de la propuesta?
 
No pretendemos nada más que la propuesta sea sensible al lugar , a la cultura del ámbito donde se sitúa y que funcionalmente y constructivamente sea capaz de envejecer adecuadamente.
 
PROPUESTA ARQUITECTÓNICA
Con todo ello, la propuesta arquitectónica, pretende responder de una forma adecuada y eficiente al lugar: una idea clara y sencilla.
 
El proyecto trata de reflejar lo que puede llegar a significar un centro de este tipo para el desarrollo económico del valle: una imagen de referencia dentro de la tipología requerida.
 
El perfil de los montes del Pirineo son la referencia más próxima a la hora de abordar el proyecto: una línea quebrada de cubierta que emula ese fondo que posee la parcela y que se convierte en la imagen del Centro Polivalente del valle, capaz de aportar la singularidad necesaria para convertirse en referencia de forma natural, sin estridencias ni elementos “singulares” lejos del carácter rural de la zona: Pirinenado. La empatía conceptual y metafórica con el Pirineo, refuerza esa imagen singular que encaja con la ambición y el carácter del programa solicitado.
 
Dos volúmenes claros, de formas simples, con cubiertas quebradas, de diferentes alturas y proporciones son la respuesta al programa funcional: por un lado las naves-nido y por otro los servicios públicos y las oficinas-locales; entendemos que esa división es óptima debido a la posible diferencia de usos entre los distintos espacios, pudiéndose dividir en industrial y servicios. Ambos volúmenes son de desarrollo línea, con crujías óptimas para su ejecución, con una fácil posibilidad de crecimiento, no sólo por la planta de los mismos sino por el desarrollo quebrado de los mismos de forma que con la simple continuación de las trazas se incorporan formalmente al conjunto.
 
Se establece un compromiso entre lo que representa un uso industrial productivo (entendido como nave) y una imagen referencial, de servicio. La pieza principal o de oficinas y servicios, se coloca de forma que desde la propia carretera se entienda como imagen del Centro y a su vez se oriente hacia las privilegiadas vistas a Noroeste que posee. La propuesta a su vez genera el límite del polígono y por tanto se convierte en imagen del mismo, “incorporándose” en el paisaje, formando parte de él.
 
A su vez las piezas se relacionan entre sí a través de una crujía verde con una marquesina que surge del edificio de servicios y se incorpora a la salida trasera de las naves de forma que se produzca una relación física entre ambas. La aparición del volumen más bajo generado por la marquesina favorece la interrelación física de las piezas evitando el problema de la diferencia de escala que generaría una propuesta arquitectónica, a nuestro entender, poco deseable. Al mismo tiempo el corredor verde no sólo sirve de guía de crecimiento sino que además une y refuerza la identidad de usos mezclados y edificio polivalente al mismo tiempo dota al conjunto de calidad ambiental que las áreas ajardinadas garantizan.
 
En definitiva un compromiso entre uso e imagen, entre paisaje y propuesta arquitectónica, que en base a la estandarización y propuesta constructiva con un fuerte compromiso con la sostenibilidad y la eficiencia, pretende convertirse en referencia de los nuevos parámetros económicos a desarrollar en el valle.

Fuente: Scalae

Ref. Nasursa

Publicado por Pablo García Bachiller , 03 de septiembre de 2010 9:00

País: España

Ciudad:

Agentes: Pereda Pérez arquitectos, Nasursa, Juan José Peralta Gracia, Andrés Ayesa Pascual, Julio de la Fuente Martínez, Natalia Gutiérrez Sánchez

Edificios: Pirineando, Caracruz, Contexto

Autoría de la imagen: Pereda Pérez arquitectos

Palabras clave: concurso público
Imprimir Enviar
Añade tu comentario