NOTICIAS

Concursos11 de junio de 2009

Nieto y Sobejano vuelven a ganar el concurso de Tabacalera

 Cruz y Ortiz Arquitectos

Cruz y Ortiz Arquitectos
Ficha | Web

 Joan Rodón Arquitectes Associats

Joan Rodón Arquitectes Associats
Ficha | Web

 Nieto Sobejano

Nieto Sobejano
Ficha | Web

 Paredes Pedrosa arquitectos

Paredes Pedrosa arquitectos
Ficha | Web

El estudio Nieto y Sobejano sale de nuevo elegido para rehabilitar la sede del futuro Centro Nacional de Artes Visuales, después de la impugnación de los resultados del primer concurso.

Una comisión de expertos presidida por el director general de Bellas Artes, José Jiménez, e integrada, entre otros, por un representante del Consejo de Colegios de Arquitectos de España, Carlos Hernández Pezzi y por Andrés Perea, representando al Colegio de Arquitectos de Madrid, se reunió el pasado 19 de mayo, para elegir el proyecto ganador del concurso para el Centro Nacional de Artes Visuales. Además de la propuesta de Nieto y Sobejano, concursaban el estudio Joan Rodon Arquitectes Associats y una unión temporal de empresas (UTE) formada por Semer Ingeniería y Sistemas y Jacob + Macfarlane. El estudio de Paredes y Pedrosa abandonó el concurso unos días antes. Según fuentes del jurado, el proyecto de Nieto y Sobejano “era el mejor y sobresalía muy por encima del resto”.

El Centro Nacional de Artes Visuales es un proyecto que impulsó el anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina. La Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento del Ministerio de Cultura encomendó a la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (SEGIPSA), la elaboración del proyecto básico y de ejecución y la dirección facultativa de las obras de rehabilitación. Para realizar su ejecución, el ministerio convocó, a través de SEGIPSA a "siete equipos de arquitectos españoles de probado prestigio y dilatada experiencia a presentar una propuesta arquitectónica y urbanística que respondiera a las necesidades que debían resolverse para rehabilitar el edificio”. Los arquitectos convocados fueron Nieto y Sobejano, Ábalos y Herreros, Cruz y Ortiz, Aranguren y Gallegos, Paredes y Pedrosa, Mariano Bayón y Beatriz Matos. Mediante este procedimiento, el proyecto se adjudicó en Noviembre a los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano.
Esta concesión fue impugnada por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE), por no haberse respetado "las mínimas exigencias de transparencia y equidad". El motivo fue un defecto en la forma de contratación, ya que este procedimiento negociado no se ajustaba a la ley, puesto que no hubo ningún tipo de concurso, ni abierto ni restringido, sino "una convocatoria por invitación directa". El Consejo de Colegios de Arquitectos estaba dispuesto a llevar el caso a los tribunales y acudir a la vía penal, pero llegó la rectificación del Ministerio de Cultura, que en febrero de este año, suscribió una nueva convocatoria de un concurso público para adjudicar el proyecto básico, el de ejecución y el de dirección.

El edificio de la antigua fábrica de Tabacelera, está ubicado en la calle de Embajadores 53,  muy próximo a otros museos (al Museo Nacional del Prado, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo Thyssen-Bornemisza y la Casa Encendida) y cuenta con una superficie construida de 28.500 metros cuadrados, repartidos en tres plantas. Este edificio proyectado por Manuel de la Ballina se concluyó en 1790 y responde a un modelo propio de las instalaciones manufactureras del siglo XVIII, con un interior jerárquico y funcional que facilitaba la elaboración de los diversos productos monopolizados por el Estado: licores, barajas de juego, papel sellado, etc. Su interior se distribuye en torno a tres patios a los que desembocan las tres grandes puertas de acceso de su fachada principal.

Este nuevo centro acogerá el Museo del Cine, el Centro de Fotografía y la Imagen y una exposición permanente de piezas de arte visual -fotografía, cine, vídeo, televisión y nuevas tecnologías- producidas en España y de relevancia internacional. Su funcionamiento y gestión dependerá de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura y contará con la colaboración del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, del Centro de la Fotografía y la Imagen y del Instituto de Creación. El CNAV también contará con una colección permanente de cine, fotografía y nuevas tecnologías, así como con más de 23.000 piezas procedentes del Museo del Cine de la Filmoteca o una sala de proyección diaria de filmes. Dispondrá de espacios públicos, salas de exposiciones temporales y permanentes, un auditorio y una biblioteca.

Imprimir Enviar
Añade tu comentario