NOTICIAS

Arquitectura, Cultura04 de diciembre de 2012

...de Profundis Cataloniae

Jtvdszexmenewzfd_114129_37_1_big

RCR Arquitectes y el cantante Roger Mas comparten viaje a las raíces de la cultura catalana.

 [Jaume Prat]  Las aguas del Atlántico y las montañas del Pirineo. Mossèn Cinto Verdaguer, uno de los poetas máximos en lengua catalana, puso voz al Modernismo catalán, enraizándolo de un modo místico en la geografía abrupta del norte catalán (barrancos, brumas, hombres de digestiones pesadas), expandiéndolo hasta las calles de la Habana en un viaje de ida y vuelta promovido por Antonio López, Marqués de Comillas, suegro del mismo Eusebi Güell que encargó a Gaudí sus obras principales. Una de las cuales, los accesos a su finca ubicada en lo que ahora es la Zona Universitaria, en el extremo montaña de la Diagonal, estaba basada, directamente, en su poema L’Atlàntida. Poco después de su muerte, en 1902 (su funeral fue el más multitudinario que se recuerda en la ciudad de Barcelona), la reacción a su obra motivó la aparición del noucentisme, corriente de pensamiento que trasladaba el origen de Cataluña de las profundidades del Pirineo a las playas de la colonia griega de Empúries.

El músico Roger Mas editó, en 2008, el disco más complejo y difícil de toda su carrera, Les Cançons Tel·lúriques. Se trata de un trabajo conceptual dividido en cuatro partes y una introducción que explora los mismos ancestros nacionales que Verdaguer postulaba en su poesía. Inevitablemente: Mas vive y trabaja en Solsona, la ciudad donde nació, después de haber hecho su viaje de ida y vuelta particular, habiendo vivido en otros países y estudiado formas musicales de todo el mundo. Les Cançons Tel·lúriques arranca con una introducción en la que se usa el tabal, tambor típico del norte catalán (bombo grande, membrana poco tensa) para acompañar unos sonidos graves que parecen arrancar del mismo suelo. El cuerpo central del disco adapta seis poemas de Verdaguer de un modo desacostumbrado: tratando su voz (definida por algunos críticos como la voz más cálida del panorama musical catalán) como un instrumento más, moviéndose con total libertad entre la música popular, el free jazz e, incluso, el rap: Mas lleva tiempo usando el rap a su manera (sin bases programadas, con poco protagonismo de la percusión) para adaptar poemas propios y ajenos a la música. La producción mezcla indiscriminadamente instrumentos del panorama rock (dominando los acústicos sobre los eléctricos) con los clásicos y los tradicionales catalanes, incluyendo algunos verdaderamente difíciles de manejar, como la tenora, instrumento de viento con pico de caña, de poca tesitura y sonido estridente. El segundo cuerpo del disco adapta canciones de la Cataluña profunda: el Ball de l’Àliga de la Patum de Berga, Patrimonio Cultural de la Humanidad, o los goigs (gozos) de la Madre de Dios de Solsona. El disco termina con tres temas propios casi imposibles de entender si no se ha viajado al lugar.

RCR Arquitectes editaron, en 2011, un libro titulado Les Cases que no Criden (las casas que no chillan), centrado en las masías del parque natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, del que son arquitectos asesores desde 1989. El libro, un esfuerzo editorial remarcable, es, en sí mismo, un proyecto de arquitectura. Está basado en tres pilares: las fotografías que Pep Sau realizó de estas masías, en blanco y negro, dibujos a mano alzada y planos . A través de esto, RCR enraíza, de un modo coherente, sin la más mínima discontinuidad, su obra con estas construcciones. Y, a través de ellas, con la tierra, con el paisaje, con la cultura más inmediata que las rodea. Vistas estas obras, siguiendo el análisis que los mismos autores proponen (del paisaje al detalle constructivo, en un zoom que explora volumetrías, accesos y materiales) nos enfrentamos a un patrimonio arquitectónico casi desconocido, de hondísimo calado que, simultáneamente, da las claves para entender su obra: su relación con el paisaje, su tratamiento de la luz, su pasión por los materiales.

Mossèn Cinto Verdaguer, Roger Mas y RCR Arquitectes, cada uno con su obra, proponen algo muy parecido: sólidamente enraizados en sus ciudades, en su paisaje, en su cultura, extienden sus ramas bebiendo del mundo para ahondar todavía más en su cultura, enriqueciéndola, entrelazándola con la cultura global en un viaje compartido de lo universal a lo particular y viceversa. 

VIdeoclip de Caminant, canción de Les Cançons Tel·lúriques que adapta el poema homónimo de Verdaguer. 

Una casa que no chilla, por Pep Sau

Imatge_pep_sau_big

 

el libro "...from Jaume Prat Ortells", de la colección de ebooks de arquitetcura + arquitectos de scalae, publicado en Junio de 2013, contiene una versión revisada de este artículo.

Fuente: Scalae

Ref. scalae.net

Publicado por Jaume Prat , 04 de diciembre de 2012 8:00

País: Cataluña

Ciudad: Solsona

Agentes: RCR Aranda Pigem Vilalta Arquitectes, Roger Mas, Pep Sau

Edificios: Les Cases que no Criden

Autoría de la imagen: Pep Sau, Xell Mas

Imprimir Enviar
Añade tu comentario